El Gobierno protegerá el corredor de cetáceos de Baleares

La declaración de Área Protegida para una superficie de 46.262 metros cuadrados es el primer paso para prohibir las prospecciones petrolíferas

El Gobierno protegerá el corredor de cetáceos de Baleares.

El Corredor de migración de cetáceos del Mediterráneo se declarará Área Marina Protegida y se incluirá en la lista de zonas especialmente protegidas de importancia para el Mediterráneo(Zepim) en el marco del Convenio de Barcelona.

Así ha informado la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Govern balear, a la vez en la que se muestra “muy satisfecha” por el anuncio del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

La extensión que se quiere proteger ocupa una superficie de 46.262,82 metros cuadrados. Con esta declaración no se permitirán los usos de sistemas activos destinados a la investigación submarina o subterránea ni actividades extractivas, salvo que estén relacionadas con permisos de investigación en vigor.

En el plazo que establece el Ministerio, la dirección general de Pesca y Medio Marino presentará las alegaciones oportunas. “No estamos hablando de una declaración de intenciones, sino de un texto articulado”, ha explicado el conseller Vicenç Vidal en referencia al Real Decreto por el que se declara Área Marina Protegida, se aprueba un régimen de protección preventiva y se propone la inclusión en la lista Zepim.

 

Leer más…

Últimas Noticias

INFO VERDE

PREVENCIÓN DE INCENDIOS

Los incendios son la principal amenaza para las zonas forestales de Mallorca. Los últimos datos recogidos por la Dirección General de Espacios

GESTIÓN DE RESIDUOS

Amics de la Terra estrena ALARGASCENCIA , un directorio de establecimientos de reparación, alquiler, intercambio y compraventa de artículos de segunda mano.

AGUA

Con el lema “el agua en un bien escaso. ¡Piénsalo!”, la Consellería de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca puso en marcha una

VENTA DIRECTA ALIMENTOS LOCALES KM.0

Promover los alimentos Km.0 implica apoyar la agricultura local comprando directamente al pequeño productor; una producción ecológica y de temporada, que rescata variedades antiguas que están desapareciendo y favorece la recuperación nuestra gastronomía.